selección

Urbano

Damián Verdún

imagen

Código: 1807

Precio: $260 /

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en abril de 2016 como folklores del mundo.

Temas

  1. 1. Contrastes (la periferia)

  2. 2. Urbano
  3. 3. Niño
  4. 4. Ayni
  5. 5. Luz en viaje
  6. 6. Carnavalito del duende
  7. 7. Trotamundos
  8. 8. El griego

Ficha técnica

MÚSICOS

Damián Verdún: charango, ronroco, bombo legüero, caja chayera y charango chillador

Invitados
Renzo Bartuzzi: guitarra eléctrica y texturas en 1
Federico Ramonda: bajo fretless en 2, 4, 5 y 6, bajo en 8
Victoria Virgolini: percusión en 2, 4, 5, 6 y 8
Juancho Perone: percusión en 2 y 8
Quique Sinesi: guitarra en 3
Pablo Grinjot: violas y piano en 5, guitarra en 8
Carlo Seminara: quijada, sonajas en 2
Julián Venegas: voces en 2
Nora Sarmoria: voces en 2, acordeón en 7 y 8
Hikaru Iwakawa: mama quena, ocarina en 2

Y otros más...

 

TÉCNICA

Grabado, mezclado y masterizado en estudio Venus Records, Rosario, Santa Fe, Argentina

 

GRÁFICA

Diseño gráfico, arte y fotos: Jimena Virgolini

Sello

Edición de autor

Damián Verdún es un joven músico rosarino que usa el charango y el ronroco para construir su música, en la que resuenan ecos antiguos de la América precolombina y también tendencias modernas. Un disco alejado de todo tradicionalismo, lleno de música viva, que llega en abril a los socios del Club del Disco.

Un instrumento no es más que eso: un medio. Se lo puede usar sin estar atado a ninguna tradición en particular, es cierto. Pero esto vale quizás más para el piano que el charango. Hasta ahora, este instrumento, adaptación americana de la vihuela española que desembarcó con los conquistadores del siglo XVI, estaba siempre asociado a la música de raíz folklórica del Norte argentino o Sur boliviano. Damián Verdún lo usa para explorar otras músicas, para experimentar. Lo une a un bajo fretless, o le hace tocar una repetida melodía con aire de cumbia y melodía ¿griega? (track 8, El griego) y, de hecho, lo urbaniza. Por eso es un hallazgo y una buena descripción el título: el charango, no asociado para nada a la gran ciudad, se integra en el ruido de la metrópoli y se hace urbano.

Empleando recursos propios de la electrónica, del minimalismo y otras influencias actuales, en ocho tracks Damián Verdún se acerca y se aleja de la tradición folklórica todo el tiempo. Que aparezca un bombo legüero no es sinónimo de que estemos ante alguna chacarera. Más bien estamos más cerca de la investigación sonora que de la reproducción de cosas ya bien conocidas. Sin embargo, pese a esto, la única pieza de otro autor en todo el disco es nada menos que el Carnavalito del duende (track 6), del Cuchi Leguizamón, y es uno de los puntos más altos de este trabajo.

Con muy buena técnica, Verdún emplea su instrumento (y otros de la familia) como mejor le parece para cada tema: usa mucho (ver Niño, track 3, por ejemplo) el arpegio con la melodía en la nota más aguda. Por momentos parece que estuviera pulsando un laúd; hay mucha precisión (limpieza) en el sonido. 

Cabe destacar a Verdún como compositor: no es sólo por haber encontrado alguna melodía pegadiza, signo de imaginación, sino por el desarrollo que logra en las piezas más largas. Nos tiene siempre atentos, expectantes. 

Grabado en su mayor parte en Rosario, con la participación de algunos invitados iluestres como Nora Sarmoria, Quique Sinesi o Pablo Grinjot, y editado gracias a una campaña de financiamiento colectivo, este primer disco de un charanguista distinto a todos los demás es un desafío para las mentes más tradicionalistas. Hay que escucharlo sin prejuicios y con muchas ganas de descubrir nuevas posibilidades para la música sudamericana.

Club del Disco

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina