selección

La huella en el cemento

Sofía Viola

imagen

Código: 2106

Precio: $370 /

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en diciembre de 2018.

Temas

  1. 1. La huella en el cemento

  2. 2. Ahorita
  3. 3. Suposición del temporal
  4. 4. La noche deja el pañal
  5. 5. Pitanga
  6. 6. Manolo
  7. 7. Ferrocónyugue Viday
  8. 8. Stracqualursi
  9. 9. Con Gaspar al mar
  10. 10. Vea vea
  11. 11. Amor platónico

Ficha técnica

MUSICOS

Sofía Viola: voz, guitarra, cuatro venezolano, etc
Nicolás Echeverría: batería, percusión
Juane Telechea: contrabajo
Leonardo Zumbo: piano y teclados
Horacio “Pollo” Viola: vientos
Ezequiel Borra: guitarras, percusión y otros

TÉCNICA

Grabado en Mawi Road y El Placard
Mezclado por Tatu Estela
Masterizado por Andrés Mayo

GRAFICA

Arte de tapa y diseño: Clau Smith
Foto de tapa: Darío Tacco
Foto de la Virgen: La Bicha

Sello

Los Años Luz Discos

Autora, cantante, performer incendiaria, Sofía Viola ofrece su mejor álbum hasta el momento. Un viaje lisérgico por una Latinoamérica suburbana. Cada canción, una historia. Cada arreglo, una obra de arte. Hay que escucharlo entero, como si se mirara una película.

Lo primero que llama la atención es la voz: Sofía Viola es una cantante joven, llena de energía, con un sonido de mil matices diferentes, que por momentos suena algo aniñada y por momentos se quiebra como si resurgiera Chavela Vargas. Esa mezcla de juventud y sabiduría hace que sea imposible de encuadrar, no coincide con el molde de una voz de veintipico. Nos lleva a lugares que nos inquietan o asustan un poco. 

La sucesión de canciones con diferentes ritmos del continente no da respiro: es un torbellino frenético en el que Suposición del temporal, Pitanga o Ferro conyuge nos subyugan y extrañan, Gaspar al mar nos apena, Vea vea nos hace mover los pies. Atemporal, inubicable en un mapa, esta artista parece resumir en sí a diferentes (y a veces opuestas) tradiciones latinoamericanas. Como si se superpusiera a Carmen Miranda con Violeta Parra, por decir algo absurdo. El uso de neologismos, la pronunciación, y el compromiso en la interpretación agregan otro factor de fascinación. Es hipnótico escucharla.

Mucho del mérito está en la producción artística, en la mano de Ezequiel Borra para las orquestaciones, los arreglos, los diferentes climas del disco. Por otra parte hay que decir que el Combo Ají, grupo que la acompaña a Sofía hace ya un tiempo, es muy sólido y la sostiene en sus acrobacias vocales e histriónicas. Uno de los mejores discos de este espléndido (en materia discográfica) año. 

Club del Disco

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina