selección

Interpreta a JLR

Jorge López Ruiz

imagen

Código: 2344

Precio: $950 / None

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en octubre de 2021 como disco del mes .

Temas

  1. 1. Presencia

  2. 2. Pablo
  3. 3. Oda para mi niña
  4. 4. Línea para una película
  5. 5. El día de la carrera
  6. 6. Jota Ese
  7. 7. Marietta
  8. 8. Amigo Bud

Ficha técnica

MÚSICOS

Jorge López Ruiz: contrabajo
Rubén Barbieri: trompeta
Marito Cosentino: saxo alto
Bubby Lavecchia: piano
Pichi Mazzei: batería

TÉCNICA

Grabado el 12 de marzo de 1966 en Estudios Phonal
Técnico de grabación: Guillermo José Viguietti
Producción: Alfredo Radoszynski

GRÁFICA

Diseño de la portada: Carlos Rolando
Fotos: Norberto Gandini
Rediseño para CD: Damián Levy

FORMATO

Cajita de plásico con librito de 4 páginas

Sello

RP Music - RGS Music

Primera edición en CD del segundo álbum de Jorge López Ruiz, en el que toca su propia música al frente de un quinteto increíble en el que brillan las primeras espadas del jazz argentino de esos años. Grabado en 1966 y producido por Alfredo Radoszynski. ¿Qué más se puede decir?

Desde la portada nos sonríe un joven Jorge López Ruiz y, pequeño a la izquierda, se lo puede ver de perfil tocando su contrabajo. A los 31 años presentaba su segundo disco, y ya llevaba un tiempo pulsando las cuerdas de ese instrumento, luego de haber comenzado en el jazz como trompetista. El disco que grabó hace 55 años incluía sólo música escrita por él, lo que nos da una idea del perfil de este músico que pronto iba a descollar como arreglador y compositor de Sandro, quizás su rol más famoso en la industria de la música, aunque también cumplió trabajos similares para otros grandes números como Piero o Leonardo Favio, y compuso y grabó música para muchísimas películas argentinas y extranjeras a lo largo de varias décadas. También, sólo un año después, en 1967, publicaría El grito, una suite para big band que sería un impacto por su originalidad y que marcaría un nuevo camino que desembocaría en Bronca Buenos Aires, de 1970, con un claro perfil político.

Pero, volviendo a este, su segundo álbum con música propia, contiene en poco más de media hora ocho temas que ya son parte de la historia del jazz argentino. En el comienzo, el track más largo del disco, Presencia, dedicado a la memoria del Bebe Eguía, legendario saxofonista ya muerto hace tiempo en 1966, comienza con una larga introducción de acordes tríada en el piano que ya nos hablan de un lenguaje alejado de la tonalidad tradicional. En efecto, cuando comienza el tema propiamente dicho notamos la fuerte influencia de Miles Davis y su Kind Of Blue en estas tierras. Pocos acordes y melodía claramente modal, lenguaje que se continúa en Pablo, el track 2. Luego, la Oda para mi niña (3), mucho más dulce, juega con ambigüedad entre el 4/4 y la subdivisión ternaria, y Línea para una película, frenética, algo bopera, cierra lo que en el vinilo original era el Lado A. El segundo lado inicia con El día de la carrera (5), donde se retoma el espíritu de los primeros dos tracks del disco y tiene un claro sabor davisiano de fines de los '50, comienzos de los '60, si eso fuera posible.

Más allá del análisis tema por tema, este álbum es una notable foto de lo que era el ambiente del jazz en la Argentina, o en Buenos Aires, mejor dicho, a mediados de esa convulsionada década de 1960. Se escucha muy bien, la duración tiene que ver con la limitación del LP de vinilo, y la edición no trae bonus tracks (imposibles de conseguir, por otra parte). Leyendas del jazz local como el baterista Pichi Mazzei o el pianista Buby Lavecchia completan la base rítmica con López Ruiz. Los vientos los grabaron Rubén Barbieri (trompeta, hermano del mundialmente famoso Gato) y Marito Cosentino (saxo alto). Los cinco son legendarios, todos fueron además compositores y no sólo de jazz, y en el caso de Pichi Mazzei, por ejemplo, no es tan fácil conseguir grabaciones de él tocando, no con esta calidad por lo menos. Su nombre circula entre los jóvenes bateristas pero esta es una gran oportunidad para tenerlo en CD.

El librillo trae en su interior las deliciosas notas del productor Alfredo Radoszynski, originales de la primera edición, que pintan una época y permiten recuperar (si es que se lo había perdido) ese hermoso ritual de leerlas mientras se escucha el disco por primera vez. Una gran oportunidad para corroborar que, más allá del auge de este siglo, el jazz argentino, si hablamos de música de calidad compuesta e interpretada en estas tierras, tiene ya una historia de al menos seis décadas.

Club del Disco

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina