selección

Últimas canciones

Leo Maslíah

imagen

Código: 2306

Precio: $780 / None

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en febrero de 2021 como disco del mes .

Temas

  1. 1. Una mirada más

  2. 2. Coral
  3. 3. Agua con gusto
  4. 4. El otro día en el alféizar
  5. 5. Cinco cerditos
  6. 6. Canon del cangrejito
  7. 7. Yo iba con canto ligero
  8. 8. Comercial
  9. 9. Oda a Bertolt Brecht
  10. 10. Intento de fuga
  11. 11. Viejo océano
  12. 12. El crepitar
  13. 13. Afloja
  14. 14. Septiminio y Octogenia

Ficha técnica

MÚSICOS

Leo Maslíah: voz, piano, guitarra y sintetizador
Riki Musso: guitarra en 1 y 5
María Bentancur: voz en 2 y 11
Chema Saiz: guitarras en 3
Elena Ciavaglia: voz en 7
Marco Messina:  bajo en 1
Tato Bolognini: batería en 1

TÉCNICA

Las grabaciones fueron realizadas en estudios particulares de los músicos intervinientes
Mezcla y mastering: Riki Musso

GRÁFICA

Diseño gráfico: Pablo Meneses

FORMATO

Cajita de plástico con librillo de 8 páginas

Sello

Club del Disco

Un nuevo disco de canciones de Leo Maslíah; el último, según él. Catorce composiciones cantadas, con formas muy diversas, tanto que algunas de ellas están lejos de la forma canción. Con invitados puestos en un lugar de jerarquía, grabado durante 2020 en Montevideo, se trata de un amplio muestrario de la enorme paleta del autor uruguayo.

Por si el título dejara algún resquicio para introducir una mínima duda, la foto de la portada es clara: Leo Maslíah bajó la persiana de su fábrica de canciones y le puso llave. Luego de más de cuatro décadas de producir álbumes con letra y música, ha decidido que ya no lo hará más; en el futuro sólo lo escucharemos tocar y grabar el piano. Por lo menos, eso afirma en este momento, y no hay motivos para desconfiar de su decisión. Por lo tanto, este disco con el que arranca el nuevo año es su despedida de la canción, y lo hace en gran forma. 

Prácticamente no hay dos canciones que guarden un remoto parecido, por lo que no es posible agrupar en secciones este álbum, a excepción quizás de Coral (track 2), Canon del cangrejito (6) e Intento de fuga (10) que podrían ser las tres de corte académico y que guardan cierta relación con el acercamiento de Maslíah a J. S. Bach y los procedimientos compositivos de su época en los últimos dos CDs (Leo Maslíah toca Bach y Leo Maslíah en trío). 

Todo comienza con Una mirada más, un amoroso bolero, en el que Leo completa un cuarteto con Riki Musso (guitarra), Tato Bolognini (batería) y Marco Messina (bajo eléctrico), es decir el trío de su más reciente álbum con el agregado del guitarrista, que además fue quien hizo la mezcla y master del disco. Es el único tema en el que hay participan tantos músicos. Luego del Coral en el que participa en las voces agudas la cantante María Bentancur escuchamos Agua con gusto, con música y guitarras a cargo de Chema Saiz, ocasión para Leo destruya y reconstruya refranes populares. El otro día en el alfeizar (4), con una notable escritura jazzística para el piano, es una cumbre creativa de este álbum. En su letra aflora lo mejor del Leo Maslíah más poético.

Sería arduo describir cada canción: cada oyente debe hacer su experiencia y descubrir sus preferencias. Pero son notables la melancólica Yo iba con canto ligero (7), con algo de chanson, sobre poesía de Esther de Cáceres, en el que la voz está a cargo de Elena Ciavaglia, joven artista uruguaya de la que el Club del Disco ha presentado su último álbum en formato digital en diciembre de 2020; la irónica Comercial (8), con destino de hit; el cinismo de la Oda a Bertolt Brecht (9), en realidad una no muy velada alusión al nombre de la empresa brasileña que pagó jugosas comisiones a políticos de todo el continente sobre una balada que recuerda más al compromiso de Silvio Rodríguez que a la música de Kurt Weil y Afloja (13), bailable y oriental, de rabiosa actualidad y que ya fuera difundida al comienzo de la pandemia (ver video al pie de esta reseña).

En menos de cuarenta minutos es tanta la variedad y la información que irradia este álbum que se hacen necesarias varias escuchas para asimilar de a poco los detalles. Muchas de estas canciones ya habían sido interpretadas en concierto o difundidas en YouTube por Maslíah pero, como él se encarga de aclarar en el librillo, es la primera vez que fueron grabadas para integrar un disco. El humor está presente pero en diferentes grados, y hay espacio para el Maslíah más contemplativo o reflexivo.

Hay algo en este disco que recuerda, por su intensidad, a Cansiones barias, su primer disco, de 1980: el no guardarse nada. Toda la carne sobre la parrilla. Por supuesto que se trata al mismo tiempo del mismo artista y de otro muy distinto: en el medio hay 41 años y casi la misma cantidad de grabaciones (si no más, contando los álbumes en vivo). El uso del idioma es ahora más sutil, y el uso del piano, las guitarras, los sintetizadores y la propia voz ha mejorado muchísimo. Pero Maslíah sigue sorprendiendo y brindando alegrías y descubrimientos a quienes quieran escuchar su particular obra, en la que a esta altura es muy difícil (imposible, bah) separar al escritor que publica libros del músico que presenta disccos.

Club del Disco

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina