selección

Constantinopla

Alejo Nobili

imagen

Código: 1868

Precio: $170 /

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en noviembre de 2016 como folklores del mundo.

Temas

  1. 1. Constantinopla

  2. 2. Lila
  3. 3. Rishi Skald
  4. 4. Beaivi
  5. 5. Anuranan
  6. 6. Gnossienne nº1
  7. 7. Nasruddin
  8. 8. Pacha
  9. 9. Suomi

Ficha técnica

MÚSICOS

Alejo Nobili: sarangi y piano

 

Músicos invitados
Julián Polito: viola da gamba en 1 y 5
Martín Fuchinecco: nyckelharpa en 1 y 4
Eduardo Lastra: tabla en 1
Manuel Villar Lifac: sitar en 2
Sergio Ribnikov Gunnarsson: bouzouki irlandés en 3
Facundo Cruz: sitar en 6
Marcelo Ismail Rodríguez: kanun en 7
David Alonso Fernández: tabla en 8 
Sami Abadi: violín & electronics en 9

 

TÉCNICA

Grabación, mezcla y mastering por Alejo Nobili en Estudio Satori

 

GRÁFICA

Arte: Julieta Jiterman
Diseño: Alejo Nobili

Sello

Club del Disco

Constantinopla es un punto de encuentro entre Oriente y Occidente. Allí, en esa intersección ya fuera del tiempo, está parado Alejo Nobili en este registro, creando una música imaginaria que no es de ningún lugar pero es de todos a la vez. Un hallazgo feliz que nos alegra hacer llegar en exclusiva a los socios del Club del Disco.

Alejo Nobili es multiinstrumentista, pero definirlo así es quedarse cortísimo. En realidad es un personaje del Renacimiento: él mismo compuso y tocó, grabó y masterizó su disco, se ocupó del diseño gráfico y lo produjo. No sería más que un detalle si no fuera que todo eso lo hace realmente muy bien.

Para grabar este disco con su música (y su versión de la Gnossienne no. 1 de Erik Satie) contó con la preciosa ayuda de algunos amigos como Julián Polito, que tocó la viola da gamba en dos temas, Sami Abadi en violín y electrónica en Suomi, uno de los tracks más conmovedores y sorprendentes del disco, que a su vez lo clausura, y otros intérpretes de sitar, tabla, etc. Nunca una guitarra... Por lo menos no en este disco.

Nobili estudió sarangi en la India con la familia Narayan, maestros de este antiguo instrumento de cuerda frotada que tiene alrededor de cuarenta cuerdas. Los indios dicen que es el instrumento que mejor imita a la voz humana, por eso tradicionalmente se lo utilizaba sólo para acompañar a cantantes hasta que Pt. Ram Narayan, abuelo de los actuales Narayan, logró convertirlo en un instrumento solista. 

Constantinopla, antiguo nombre de Estambul (antes Bizancio, también), es el nombre elegido para simbolizar esta confluencia entre lo oriental y lo occidental. Con composiciones propias en las que las progresiones armónicas y los giros melódicos están más relacionados con la cultura del rock o del jazz antes que con las ragas de la música india, es el uso de los instrumentos el que nos lleva a Asia. Algunos temas son improvisaciones grabadas, como los dos bellos últimos tracks del disco, Pacha (track 8) y Suomi (9).

Música anfibia, que va mutando a lo largo del disco, entre lo sufí y el candombe, despertando sensaciones exóticas y también recordando por momentos aventuras Beatles (cómo no recordar las experiencias de George Harrison al escuchar un sitar aún hoy). Material precioso que admite muchas escuchas, incansables.

Club del Disco

> Leé las notas del artista sobre su disco haciendo clic aquí

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina