selección

Peteî po

Matias Arriazu

imagen

Código: 1858

Precio: $190 /

+envío (ver tabla)

Selección

Este disco fue seleccionado en octubre de 2016 como folklores del mundo.

Temas

  1. 1. Peteî po

  2. 2. Preludio
  3. 3. Nitsuga
  4. 4. Breve flor
  5. 5. Llegada
  6. 6. Pedacito de río
  7. 7. Turbulenta
  8. 8. Canción para Mateo
  9. 9. Al galope
  10. 10. Aitana

Ficha técnica

MÚSICOS

Matias Arriazu: guitarra de 8 cuerdas y voz
Mariano "Tiki" Cantero: percusión y voz

Música invitada
Cecilia Pahl: voz en 4

TÉCNICA

Grabado por Juan Belvis en Los Elefantes
Masterizado por Tatu Estela en Papet Groove

GRÁFICA

Idea de tapa: Bárbara Hernández
Fotografía: Federico Lo Bianco
Diseño: Theo Contestin

Sello

Club del Disco

Primer disco solista del enorme guitarrista y compositor Matias Arriazu, con sabor formoseño tiene músicas de todo la región del Litoral, pero también inevitables extensiones a sonidos paraguayos y brasileños. Pero, antes que todo eso, es la expresión más profunda de este talentoso instrumentista, junto a su compinche Tiki Cantero. Un placer presentar este disco sincero y despojado.

El nombre de Matias Arriazu (así, Matias sin tilde) anda dando vueltas hace tiempo en los escenarios del mundo. Compositor destacable y especialista en guitarra de siete y de ocho cuerdas, es ladero de Ernesto Snajer, con quien comparte un proyecto y ya tienen grabado un disco, y de Mariano "Tiki" Cantero, percusionista conocido sobre todo por su papel en Aca Seca Trío, pero también movedizo y participando siempre de mil proyectos musicales. Hace pocoso meses el Club del Disco presentó el trabajo de Snajer y Cantero, ahora llega el de Arriazu y Cantero, mientras esperamos el de Snajer y Arriazu... Un verdadero triángulo de amistad musical. De hecho, la dirección artística de Peteî po estuvo a cargo de Ernesto Snajer. Huelgan las palabras: hay una confluencia estética, claramente.

Peteî quiere decir uno (o una, ya que no tiene género) y po puede significar tanto mano como cinco,en guaraní. Por lo tanto el nombre del disco es Una mano o Un cinco. Cinco son los dedos de cada mano, y uno se pregunta si Arriazu tendrá siete u ocho en cada una, porque toca esa enorme guitarra de ocho cuerdas como si fuera un ukelele. El registro, como es obvio, es grande. Pero más allá de las proezas técnicas, lo que nos deleita es la musicalidad, el fraseo, los climas que arma con su instrumento.

Los socios del Club del Disco también pueden conocer a Matias Arriazu a través de Litorâneodisco de la misionera Cecilia Pahl que presentamos en 2015. Allí no sólo tocaba la guitarra sino que se ocupó de la dirección artística conjuntamente con la cantante. Y allí conocimos Canción para Mateo, donde con ternura le canta Matias a su hijo. La letra es nada menos que de Teresa Parodi, y en su disco se da el gusto el compositor de poner la voz. La otra canción es Llegada, con letra de su hermano Germán, que canta Tiki Cantero. Y en Breve flor (track 4), Pahl regala su voz, como un instrumento más.

En un disco lleno de composiciones propias, donde no falta el homenaje al gran guitarrista paraguayo Agustín Barrios, o Mangoré, o Nitsuga (track 3); hay apenas dos piezas ajenas. Una de ellas es un clásico del pianista entrerriano Carlos "Negro" Aguirre, Pedacito de río, magistralmente transcripta a la guitarra por Arriazu, promediando el álbum.

En total es una obra que crea climas diferentes todo el tiempo, que muestra un dúo de guitarra y percusión muy sólido y que ofrece piezas con destino de clásicos. Un disco de naturalismo bello con la cadencia del Litoral.

Club del Disco

Bookmark and Share

Comentarios

Para dejar comentarios tenés que ser usuario y estar logueado.

Ver catálogo completo:

PARA MÚSICOS

 

club@clubdeldisco.com - Se permite la reproducción total o parcial de este contenido siempre que sea con fines no comerciales, citando la fuente.
+54 (11) 4866 5965
Ciudad de Buenos Aires - Argentina